El Cabildo da pasos firmes para ejecutar el Balneario de Fuente Santa tras la reunión con Federico Soriano

● El encuentro entre el Cabildo y el arquitecto Federico Soriano permitió cerrar el decreto de encargo del proyecto del Balneario de Fuente Santa

● “Estamos más cerca de materializar otra infraestructura clave para el desarrollo socioeconómico de La Palma”, asegura el consejero de Aguas, Carlos Cabrera

El Cabildo de La Palma y el equipo del arquitecto Federico Soriano ultiman la puesta en marcha del Balneario de Fuente Santa en Fuencaliente, un proyecto que será clave en el desarrollo socioeconómico de la Isla y que añade un nuevo atractivo turístico a la oferta de La Palma.

En una reunión celebrada este jueves, 5 de mayo -en la que participaron el personal técnico del Cabildo junto con el consejero de Aguas, Carlos Cabrera; el consejero de Turismo, Raúl Camacho, y el equipo de Soriano-, se pulieron los detalles para concluir el decreto de encargo de la redacción definitiva del proyecto de Fuente Santa. Encargo para el que el Cabildo reservó una partida de 200.000 euros en los presupuestos de este año.

“La intención es realizar los pliegos y adjudicar el proyecto del Balneario de Fuente Santa en 2022. Tras el encuentro de hoy, si todo sale según lo previsto, podremos comenzar los trabajos definitivos del Balneario a finales de año, o a comienzos del que viene”, detalla Carlos Cabrera.

En este sentido, Raúl Camacho define estos avances como una “muy buena noticia” para La Palma. “Tenemos que ser conscientes de la importancia que tendrá este proyecto en el futuro de la Isla. En especial para el turismo”.

Tal como explica el consejero, “el proyecto del Balneario de Fuente Santa está redactado por una figura de talla mundial como es Federico Soriano”. Al prestigio del arquitecto, añade, “se suman las cualidades médicas de la Fuente Santa, que debidamente aprovechadas colocarán a La Palma como uno de los destinos de referencia en el mundo del turismo termal”.

Desde 2015 batallando por el proyecto

Carlos Cabrera también pone en valor el esfuerzo del grupo de Gobierno para materializar este proyecto.

Recuerda que en 2015, con él como consejero, se impulsó el concurso internacional de ideas del que resultó ganador el proyecto de Federico Soriano. De ahí en adelante, se han tenido que solventar una serie de problemas legales y burocráticos que por fin quedan despejados.

Cabe recordar que el pasado febrero el Cabildo aprobó por unanimidad la revisión definitiva de las normas de conservación del Monumento Natural de los Volcanes de Teneguía, sobre el que se erigirá el futuro Balneario.

Este último fue un paso clave para impulsar el proyecto porque posibilitó la adaptación de la ordenación territorial de la zona. Y esto, a su vez, da luz verde al equipo de Federico Soriano a redactar el proyecto definitivo. La buena noticia es que el proyecto del Balneario se encuentra en una fase bastante avanzada y solo habría que perfilar los últimos detalles, adaptándolo así a la nueva ordenación territorial.

“Como hemos demostrado durante todo el mandato y especialmente durante el volcán, el trabajo conjunto entre las administraciones ha sido vital para, por fin, materializar y reactivar otro proyecto histórico para La Palma. Hoy lo hemos vuelto a demostrar y estamos más cerca de cerrar otra infraestructura clave para el desarrollo socioeconómico de la Isla”, apunta Cabrera, quien junto a Camacho y el equipo de Soriano también presentó el proyecto de la Fuente Santa a los consejeros del Cabildo y al Ayuntamiento de Fuencaliente, ya que muchas de estas personas son nuevas y no conocen con detalle la iniciativa.

En este sentido, el alcalde de Fuencaliente, Gregorio Alonso, sostiene la importancia de seguir avanzando con este proyecto. “El Balneario ha sido una iniciativa ambiciosa y sobre la que tenemos muchas expectativas. Además de colocar en el mapa al municipio, será un estímulo económico para nuestra gente y para la Isla en general”, añade.

El Fdcan, clave en la recuperación

Por otro lado, el consejero de Aguas también pone en valor la importancia del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) para impulsar no solo el proyecto de Fuente Santa, sino otras actuaciones que serán claves para el futuro de la Isla.

“Hemos convertido al Fdcan en una herramienta realmente útil. No solo está sirviendo para vertebrar La Palma entre sus 14 ayuntamientos, sino que ha servido para reactivar proyectos de calado como el Balneario; el Centro de Visitantes del Roque de Los Muchachos, recientemente inaugurado, o la reactivación de las obras del Parque Cultural Islas Canarias, que llevaban más de una década paralizadas”, apunta.

El proyecto de Federico Soriano plantea el aprovechamiento de las aguas mineromedicinales de la Fuente Santa con la construcción de un balneario respetuoso con el entorno, el paisaje y, por supuesto, de las propiedades de las aguas.

Cómo será el proyecto

En este tiempo, el proyecto se ha ido moldeando a las ideas y conocimientos de los vecinos y las vecinas de Fuencaliente, así como a la normativa vigente. Por eso, como explica el arquitecto esta obra “quiere poner en valor no sólo las condiciones medicinales y curativas de sus aguas sino también los valores culturales, sociales e históricos asociados a ellas y el valor patrimonial del paisaje y del lugar donde se encuentran”.

Soriano explica que el edificio se organizará en diversas terrazas que se acomodan al terreno, en circulaciones de accesibilidad universal (para cualquier tipo de persona), desarrollando programas termales, medicinales o lúdicos, aprovechando las diversas cualidades y temperaturas de las pozas y fuentes surgentes.

“Habrá pozas y grutas rememorando las dos formas en las cuales esas aguas se han mostrado. Esas pozas también se distribuyen por el exterior tal y como ahora las encontramos en la caleta. La idea conceptual que define el edificio es la de unas coladas programáticas que al modo de la lava se deslizan orgánicamente sobre el terreno”, detalla Soriano.

Los materiales serán los del lugar construyéndose unas cubiertas de piedra volcánica que dejarán pasar la luz para iluminar naturalmente los espacios interiores. El edificio tendrá un fuerte carácter medioambiental, generando no solo la energía necesaria para su funcionamiento sino también proponiendo unos estándares de uso más sostenibles y unos sistemas naturales de control del aire y las temperaturas.

El proyecto también contempla la construcción de un museo que recordará toda la historia que se ha desarrollado alrededor del Balneario. “Además de recordar hechos históricos, el museo resaltará el esfuerzo continuado en el tiempo de un pueblo por volver a encontrar la Fuente”, concluye el arquitecto.

Facebooktwitterlinkedinrssyoutube
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail