El Consejo Insular de Aguas inicia la licitación del control telemático de los caudales y fugas del canal principal de la Isla

Con un presupuesto base de 2,23 millones de euros, el proyecto permitirá tener controlado el trasvase hídrico del canal Barlovento – Fuencaliente

El Consejo Insular de Aguas, órgano dependiente del Cabildo de La Palma, ha iniciado el proceso administrativo de licitación del proyecto de control por telemetría del Canal General LP-I, entre Barlovento y Fuencaliente, para la optimización del flujo y tener controlados sus caudales y posibles fugas.

El presidente insular, Sergio Rodríguez, recuerda que esta instalación constituye la principal infraestructura de transporte del agua en la Demarcación Hidrográfica de La Palma, siendo una red básica de transporte insular y fundamental para garantizar la distribución del riego por toda la Isla.

Su trazado discurre en una longitud de 78,725 kilómetros, desde Barlovento, hasta la Balsa de la Caldereta, en el municipio de Fuencaliente. Su capacidad de transporte es de un metro cúbico por segundo.

Por su parte, el responsable del área, Juan Ramón Felipe, señala que a través de todo el recorrido de este canal se encuentran varias tomas de alimentación a los diferentes usos y destinos, mediante el empleo de pesadoras y tomas directas a red de bajantes y depósitos de todo tipo, obteniendo los valores de caudales con el empleo de equipos de medición de gestión y uso. Se localizan, también en su recorrido, varios puntos de aportación de caudales al canal, que corresponden a diversas galerías y pozos, así como aportaciones reguladas procedentes de embalses o depósitos de laminación y reserva.

El sistema actual de gestión y uso de caudales representa un sistema obsoleto de reparto que incide en una baja eficiencia del servicio, por lo tanto, y en busca de mejorar de forma integral el uso eficiente del agua que gestiona este canal público, se propone la definición de un sistema de telemetría y telecontrol, tanto de los caudales de aportación al canal, como de aquellos que aporta el mismo, permitiendo en tiempo real el conocimiento del balance hídrico que se gestiona en torno a él.

Esto permitirá, destaca Juan Ramón Felipe, conocer con la antelación suficiente los puntos donde se puedan producir pérdidas de caudal debido a roturas, mermas o cualquier otra circunstancia que denote una deficiencia en el servicio, permitiendo una rápida respuesta.

El proyecto cuenta con un presupuesto de licitación de 2.225.626,78 euros tras superar todos los periodos de información pública.

Por todo ello, apunta el consejero de Aguas del Cabildo de La Palma, la ejecución de las obras se justifica ante la necesidad de acondicionar y mejorar los sistemas actuales de lecturas de caudal, así como la regulación de los mismos, siendo el objetivo la puesta en marcha de un sistema de control de gestión del caudal generado en torno al canal que se adecúe a las necesidades existentes.

Con el nuevo sistema a implementar se evitaría la dispersión de las labores de vigilancia y control que se ocasiona con el actual modo de lectura de datos en aquellos lugares alejados del canal, obteniéndose además de una forma más ordenada.

Uno de los objetivos del sistema de telemetría es contar con herramientas de control de caudales que permitan responder rápida y oportunamente los requerimientos de agua de los usuarios en unas condiciones de eficiencia en la gestión de caudales en beneficio de la sostenibilidad de un recurso esencial.

En un ámbito más general, tiene como propósito acumular y proteger el recurso, fortaleciendo a la organización y sus asociados en la distribución del recurso en tiempo de crisis. También busca contribuir a las comunidades y a su entorno por medio de una gestión responsable. La telemetría permite el conocimiento en tiempo real de la gestión de caudales de una manera organizada, obteniendo unos valores de gestión centralizados desde la distancia.

Juan Ramón Felipe hace hincapié en que este hecho tiene una gran relevancia, puesto que se trata de un servicio que abarca toda la vertiente este de la Isla y permite el suministro de caudales al resto de La Palma mediante los mecanismos de trasvase entre vertientes.

De esta manera, señala Juan Ramón Felipe, con la implantación de este nuevo sistema podrán ser identificadas, desde la distancia, situaciones anómalas o el mal funcionamiento en la entrega del recurso y corregirlos de forma inmediata.

Así, se pretende mejorar y actualizar la toma de datos de entrada y salida de agua del canal, obteniendo información del caudal con un sistema de telemetría a través de GPRS.

Las empresas interesadas en concurrir a este proceso de licitación disponen de toda la información necesaria en la Sede Electrónica del Consejo Insular de Aguas, disponiendo hasta el 11 de diciembre de 2023, a las 23:59 hora insular, para presentar sus propuestas.

Esta actuación está subvencionada por la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail