El Consejo Insular de Aguas ultima la mejora del saneamiento de San Andrés y Sauces

El consejero insular de Aguas, Carlos Cabrera, recuerda que esta actuación soluciona el problema de vertidos y solventa la infrautilización de infraestructuras

 

El Consejo Insular de Aguas de La Palma ultima la mejora del saneamiento de San Andrés y Sauces, una actuación que se ha desarrollado a través del través del colector entre el Cruce de Bajamar y la zona conocida como Manos de Oro, y que ha consistido en la construcción de una nueva canalización y puesta en uso de otra.

El consejero de Aguas, Carlos Cabrera, explica que estos trabajos se encuentran en la última fase, a falta de la última capa de asfalto, y destaca que se trata de una actuación que pone de manifiesto que, “además de preocuparnos por poner agua en el sistema, mejorar nuestras redes de abastecimiento y las de transporte de agua, sino que también ponemos en marcha proyectos para mejorar las redes de saneamiento, que en algunos puntos de nuestra isla, como es el caso, era necesario cuidar y trabajar en ellas”, manifiesta.

“Una de las principales líneas de actuación del actual grupo de gobierno ha sido la de mejorar la situación hidráulica de la Isla, algo en lo que hemos trabajado a través de diversas actuaciones, como la reducción de pérdidas de agua, la mejora y puesta en marcha de nuevas canalizaciones, y la mejora de la red insular, entre otras cosas”, defendió Cabrera.

El alcalde de San Andrés y Sauces, Francisco Paz, manifiesta que esta obra ha dado solución a un problema grave de saneamiento que existía en el la parte norte del municipio, ya que la obra que se ejecutó por parte del Gobierno de Canarias, entre San Andrés y Sauces-Cruz Castillo, se dejó un tramo de saneamiento preparado, pero no disponía de salida hacia la depuradora. “Estos trabajos conectan ese tubo y da solución a que los vecinos de la zona puedan conectarse a esta red de saneamiento”, explicó.

Las obras consistieron en la conexión entre dos puntos de la red de saneamiento existente, en concreto, entre el ramal de la LP-1, actualmente sin uso, que discurre desde La Pedrera al cruce de Bajamar, y el tramo de red que baja desde el mismo punto a la zona conocida como Manos de Oro.

Esta actuación permite recoger las aguas fecales que provienen de las zonas del Morro, La Placeta, Camino de la Hoya, Las Arenas y cruce de Bajamar, y consistió en la ejecución de un nuevo colector de una longitud total aproximada de 904,33 metros, así como doce acometidas domiciliarias a las que dará servicio el colector proyectado, que contarán con arquetas de arranque. A esto se sumará la construcción de los correspondientes pozos de registro.

Facebooktwitterlinkedinrssyoutube
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail